En la Unión Europea hay más de diez millones de explotaciones agrícolas. De ellas, solo el 28% están administradas por mujeres, frente al 72% de hombres. Así lo manifiesta la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) en un informe sobre los últimos datos recogidos (2016). En España, la masculinización del trabajo de dirigir una explotación es incluso mayor: en 2016, apenas el 23% de los administradores de explotaciones en nuestro país eran mujeres.

Y este es solo uno de los datos que demuestra, en opinión de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) la existencia de “techos de cristal” para las mujeres del mundo rural. Por ejemplo, las explotaciones agrícolas de mujeres tienen una superficie, de media, de 6,4 hectáreas. Frente a ellas, los hombres tienen explotaciones de 14,4 hectáreas de media. Por tanto, las mujeres no solo están al frente de menos explotaciones sino que, además, las suyas son más pequeñas.

Con estos datos sobre la mesa, FADEMUR ha acudido hoy a Bruselas para reunirse con el resto de integrantes de la Comisión de Mujeres del COPA (Comité de Organizaciones Profesionales Agrarias europeas). Juntas buscan revertir la desigualdad del sector agrícola europeo desde la Política Agraria Común (PAC).

Teresa López exige en Bruselas una PAC que ayude a las mujeres

“La Política Agraria Común puede y debe hacer mucho más de lo que está haciendo para apoyar de forma decidida a las mujeres rurales”, ha señalado desde Bruselas Teresa López, presidenta de FADEMUR, organización que va a defender en el COPA que los Estados Miembros adopten medidas, con dotación presupuestaria, para integrar la perspectiva de género en la PAC. “Es el momento de pasar de la declaración a la acción”, ha concluido López.

“El acuerdo al que lleguemos tras esta reunión es importante no solo para las mujeres”, ha dicho Teresa López, presidenta de FADEMUR. Y es que, tal y como coinciden en apuntar los expertos en el tema y las administraciones, el abandono del mundo rural por parte de las mujeres está directamente relacionado con el despoblamiento, del cual España es el máximo exponente.

En nuestro país hay en torno a 900.000 mujeres más que hombres. Sin embargo, en el 75,8% de nuestros pueblos con menos de 5.000 habitantes sucede lo contrario: hay más hombres que mujeres. Si ampliamos el radio de observación, el 90% de los municipios de España están en el medio rural. En ellos reside el 20,23% de la población femenina frente al 21,57% de la población masculina del país.

Por otra parte, conscientes de que la desigualdad en el campo no es un tema que solo afecte a las mujeres europeas, la Comisión de Mujeres del COPA también aborda hoy su trabajo en la próxima sesión de la Comisión sobre la Situación de las Mujeres que tendrá lugar en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York entre el día 11 y el 22 del próximo mes de marzo.