La sala de actividades alternativas del museo etnográfico González Santana exhibe al público la colección de pintura ‘De aguas y vinos’ de la artista Cristina Díaz García, natural de Sevilla y licenciada en Bellas Artes que se proclamó ganadora de la segunda edición del certamen de pintura rápida al aire libre ‘Juan Leyva Palma’ de Olivenza, en el año 2013. La exposición, que fue presentada por la propia autora el pasado 23 de enero junto al director del museo, Miguel Ángel Vallecillo, y el alcalde de Olivenza, Bernardino Píriz, se compone de dos colecciones que en total suman 36 obras. Como novedad, en la parte izquierda de la sala, se puede contemplar una muestra peculiar, cuyo elemento de trabajo es el vino tinto. Se trata de acuarelas que Cristina Díaz ha bautizado como tintorelas, las cuales están elaboradas sobre lienzo en el que directamente se aplica el pigmento del vino que suele quedar marcado en la copa, lo que se conoce como poso, ha explicado la pintora. Esta técnica requiere de vinos tintos propiamente artesanales, ya que aquellos que poseen más componentes químicos dificultan el tinte, el cual sufre cambios debido al proceso de oxidación del producto una vez enmarcadas las obras, ha señalado Díaz García. Esta colección está formada por 12 cuadros de los ochenta que posee la artista. En ellos, recrea distintos rincones andaluces como Doñana y el embarcadero de Huelva y el Patio de la Lindara, de la Alhambra en Granada. Y en la otra parte de la sala, en la derecha, se encuentran 24 obras realizadas con técnica mixta sobre papel, madera o lienzo en las que el agua cobra protagonismo a través de paisajes relacionados con la tierra natal de la pintora como el entorno del río Guadalquivir y también con Olivenza como es el caso de La puerta del Calvario o Puente Ajuda. ‘De aguas y vinos’ puede visitarse hasta el 8 de marzo.