El presidente de la Diputación, Valentín Cortés, y el presidente de la Federación de Asociaciones en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual de Extremadura (FEAPS), Miguel Ortega, firmaron hoy la renovación del convenio por el cual se cede hasta el 30 de noviembre la residencia que la institución provincial tiene en Chipiona para el disfrute y el descanso de los discapacitados y sus familias. Más de 500 personas de una veintena de asociaciones diferentes integradas en la Federación, disfrutaron el pasado verano del sol, de la playa, del descanso y de la familia en este edificio que cede gratuitamente la Diputación de Badajoz. Se cumplen ya siete años de cesión durante lo cuales unas 3.500 personas han podido disfrutar de estas instalaciones. “Como presidente de la Diputación de Badajoz me siento especialmente orgulloso de poder ofrecer desde lo público, una satisfacción tan grande en un ámbito tan privado” afirmó Valentín Cortés. En su intervención, el presidente recordó que la Diputación de Badajoz presta su apoyo también económico a FEAPS Extremadura, con una aportación que en la actualidad alcanza los 42.000 euros, tramitada mediante convenio, para la coordinación de estas estancias vacacionales, y para el desarrollo de proyectos, terapias,  actividades y acciones diversas incluidas en el desarrollo del II Plan Estratégico de FEAPS Extremadura. El presidente de la Federación, Miguel Ortega, tuvo palabras de elogio para la actuación de la Diputación de Badajoz con respecto al colectivo de personas con discapacidad. “No hay comunidad en España que se acerque un poco a lo que hace la Diputación por nosotros. Otras asociaciones nos tienen envidia”, destacó.20150205122937_f5 Miguel Ortega explicó que la discapacidad intelectual de un miembro afecta al resto de la familia, por lo que unos días  en las instalaciones de Chipiona suponen un descanso para todo y la posibilidad de realizar actividades que durante el resto del año son imposibles de disfrutar.  “También nosotros somos críticos con los políticos pero tenemos que reconocer que si todos los políticos fueran como los de la Diputación de Badajoz, tendríamos las cosas más fáciles”, apuntó. Según datos de la memoria realizada por FEAPS, en una puntuación de 0 a 5 y en todos los parámetros no hay ninguna valoración por debajo del 4 con respecto a al uso y disfrute de las instalaciones de la Diputación en Chipiona.