El presidente del comité de empresa de la mina Aguablanca, Eloy Sánchez, ha confiado en que la empresa "recapacite" y no cierre dicha instalación ubicada en la localidad pacense de Monesterio y por la que podrían quedarse sin empleo unos 400 trabajadores.

Representantes del comité de empresa y de los sindicatos CCOO y UGT Extremadura se han reunido este miércoles, 10 de febrero, con miembros de los cuatro grupos con presencia en la Asamblea de Extremadura, quienes se han mostrado en contra de dicho anuncio de cierre por las repercusiones que el mismo podría tener en el empleo de la zona.

Tras la reunión, Sánchez se ha mostrado optimista por las reuniones que se están manteniendo con miembros del Ministerio de Industria y también con la comunidad vecina de Andalucía y ha realizado un llamamiento para que la movilización convocada este sábado 13 en Monesterio sea "masiva".

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Valentín García, ha indicado que se ha propuesto la aprobación este jueves, 11 de febrero, de una declaración institucional en el pleno en apoyo a los trabajadores de la mina.

Asimismo, el presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, ha mostrado también el apoyo de su grupo a los trabajadores y ha considerado que el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, debe liderar el proceso, además de considerar que el camino debe ser "intentar buscar por todos los medios" la viabilidad del proyecto empresarial.

Además, el diputado de Podemos Daniel Hierro ha trasladado a los trabajadores que los diputados extremeños moverán "todos los hilos necesarios" para que la mina no cierre, ya que los motivos para el mismo "no están justificados".