La Junta de Extremadura ha abonado un millón de euros a un total de 47 ayuntamientos en concepto de ayudas para la mejora de infraestructuras en fincas rústicas de titularidad municipal y dehesas boyales, de acuerdo a la convocatoria realizada por la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio correspondiente a 2015.

Las cantidades pagadas, que oscilan entre los 3.000 y 52.000 euros recibidos por los ayuntamientos de Casas de Don Antonio y de Campanario, respectivamente, han permitido realizar actuaciones “muy importantes para nuestros pueblos, ya que con estas ayudas se mejora el aprovechamiento de estas fincas y también se contribuye al mantenimiento del empleo”, según ha explicado el director general de Desarrollo Rural, Manuel Mejías.

Asimismo, ha informado que su departamento está trabajando para que “estas ayudas se reorienten hacía la consecución de modelos generadores de empleo”, por lo que desde la consejería se tendrá en cuenta esta filosofía de trabajo en la redacción del próximo decreto de ayudas que impulsará el Gobierno regional.



Del total de las solicitudes que han recibido subvención y que generarán inversiones por valor de 1,3 millones de euros dentro de la economía local, se incluían la instalación de cerramientos, la construcción de naves, la ejecución de charcas y abrevaderos y la realización de pasos canadienses. Además se han solicitado ayudas para la reparación de naves agrícolas, la excavación de pozos de sondeos y el diseño de depósitos de agua.

Actuaciones de mejoras en las fincas de titularidad pública entre las que destaca la inversión realizada por el Ayuntamiento de Olivenza para la creación de huertos municipales con la construcción de una charca y dos casetas de riego, además de la dotación de un pozo de sondeo, depósito, bomba y grupo electrógeno. El procedimiento de concesión se ha tramitado en régimen de concurrencia competitiva y de acuerdo a la puntuación concedida por una comisión constituida al efecto.