El Bicicletas Rodríguez Extremadura viaja hoy a Sevilla con la intención y el pensamiento puesto en intentar repetir triunfo en la Challenge Vuelta a Sevilla que se celebra este fin de semana, días 22 y 23.

El equipo ha ganado esta prueba en el año 2013 con el corredor Daniel Sánchez y en el 2015 con Francisco J. Cantero y en la pasada edición Jesús Montero fue segundo con el mismo tiempo y puestos del primero, Gonzalo Serrano (Cartucho). Además ganaron las dos etapas con Jesús Montero y Juan J. Tamayo.

El equipo participa con su líder el sevillano Jesús Montero muy motivado con repetir triunfo en su tierra y como su mejor hombre para la general, acompañado por el también sevillano Francisco López, además de los también andaluces Manuel J. Castilla, Adrián Cobos, Sergio Jiménez, Mauricio J. Cortes, Manuel Santos y Carmelo Urbano y el castellano manchego Jesús A. Ruiz. El Bicicletas Rodríguez Extremadura confía planamente en el equipo que presenta para defender sus opciones y luchar por ganar una vez más esta vuelta.

La challenge se celebra con dos etapas. La primera de ellas con salida y meta en Dos Hermanas. Con 131,2 kms de recorrido, solo tendrá como única dificultad montañosa el Puerto de Montellano en el kilometro 49,8 de carrera, por lo que lo previsible es que el ganador saldrá de un sprint masivo en las calles de Dos Hermanas aunque no siempre ha sido así y pudiera haber sorpresa.

La segunda etapa, con salida y meta en Sevilla y 115,8 kms de recorrido, es más dura que la anterior y los corredores tendrán que salvar los altos de Castillblanco y la Media Fanega en los kilómetros 31,6 y 77,7 respectivamente que seleccionaran el pelotón pero que previsiblemente se vuelva a agrupar en los 38 kms que restan hasta la línea de meta. Finalmente, se espera que sea en un sprint más o menos numeroso donde los corredores se jueguen la victoria en la Avenida Carlos III de Sevilla.

El fuerte calor, tradicional siempre en esta vuelta, es un obstáculo añadido para los corredores participantes que posiblemente haga más daño que el perfil de la prueba.