El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha presentado hoy en Campanario la segunda fase del proyecto de ‘Provincia Cardiosaludable’, que en esta occasion va a llegar a los centros educativos. En total serán más de 500 desfibriladores, ya que en una primera fase se repartieron a todos los Ayuntamientos de la provincia.

Fue en mayo de 2017 cuando el presidente de la Diputación presentó este proyecto. En la primera fase se entregaron desfibriladores a 208 municipios de la provincia, impartiendo formación básica para su uso a aproximadamente 500 personas.

En la segunda fase, que se desarrolla en la actualidad, se están instalado desfibriladores  en todos los colegios de infantil y primaria de la provincia. Un total de 298 centros educativos, entre colegios públicos, concertados y Centros Rurales Agrupados (CRA), los recibirán. Hoy el presidente provincial ha visitado el instalado en el colegio Nuestra Señora de Piedraescrita de Campanario.

Los desfibriladores de esta segunda fase incorporan una novedad y es que están conectados al 112. Una vez se vaya a usar el aparato, se contactará de forma inmediata con el teléfono de emergencias, al objeto de activar de manera urgente toda la cadena de supervivencia.

El sistema permite introducir otros números de teléfono (personal formado de los centros) de modo que les llegaría SMS, advirtiéndoles  que el desfibrilador está en uso, para que puedan acudir a ayudar.

Por tanto, dentro del objetivo de la Diputación de avanzar hacia una provincia cardiosaludable, la Institución ha costeado la adquisición de 506 desfibriladores.

Miguel Ángel Gallardo ha querido valorar la puesta en marcha de este proyecto, que busca «proteger los corazones de los que más queremos».

En este sentido, el presidente quiso recordar la figura de la anterior presidenta de la Sociedad Extremeña de Cardiología, María Reyes González, que le convenció de la necesidad de invertir en salud mediante la adquisición de los desfibriladores, que ha extendido por toda la provincia. «En definitiva, resulta muy barato y además salvan vidas.  Con que salvemos una habrá merecido la pena».

Una iniciativa, como ha señalado Gallardo, que incide en la vida de la gente «con mayúsculas».

El gerente del area de salud Don Benito-Villanueva, Francisco Javier Valadés, ha agradecido a la Diputación de Badajoz y a su presidente el que se hayan convertido en referentes en cuanto a cardioprotección se refiere. En este sentido, ha incidido en la necesidad de que la población no solo esté informada, sino que también esté formada en la desfribilación. De ahí que se quiera enseñar a los escolares de 6 años en adelante cómo se maneja este aparato.

Por su parte, la médico del 112, Isabel Carpallo, ha insistido en la importancia de un dispositivo como éste a la hora de salvar vidas. Como dijo, los 8 primeros minutos son esenciales para salvar una vida y si se tiene un desfibrilador cerca todo es más fácil.

Por ultimo, el Alcalde de Campanario, Elías López, agradeció la labor de la Diputación de Badajoz al «proteger el corazón de los pueblos».

Reanimación cardiopulmonar

La presentación de esta segunda fase en el CID La Serena-Vegas Altas de Campanario ha servido también para dar a conocer un proyecto piloto que se va a poner en marcha en el área de salud Don Benito-Villanueva y que va a contar también con la colaboración de la Diputación de Badajoz.

La iniciativa se denomina ‘El saber RCP ayuda, no te pares’. A través de la misma se darán a conocer técnicas de reanimación cardiopulmonar a la población sin formación sanitaria, centrándose fundamentalmente en niños de los centros educativos, personal de instalaciones deportivas y fuerzas de seguridad.

Como se ha recordado, aproximadamente 40.000 personas sufren al año una parada cardiorrespiratoria en España, ocasionando aproximadamente 100 muertes al día.  Entre el  60%-80% de ellas  se produce en el medio extrahospitalario, donde en el  80% suele haber un testigo no profesional presente, que en  la mayoría de los casos desconocen las maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP).

De cara a implementar el proyecto de provincia cardiosaludable, la Diputación de Badajoz se ha sumado a esta iniciativa piloto adquiriendo el material necesario para impartir los talleres de reanimación cardiopulmonar. En concreto, la Institución Provincial ha dotado a los 14  centros de salud del Área Don Benito-Villanueva de 42 bustos y 14 bebés (muñecos) para poder establecer una formación dirigida a toda su población de influencia. Se trata de 3 bustos y 1 bebé por centro de salud.