Más de un centenar de personas asistieron, el pasado 16 de febrero, a las XI Jornadas de Historia celebradas en el Centro Cultural “Gómez – Sara” de Fuente del Maestre. Un evento organizado por la Asociación Histórica de Almendralejo , con la estrecha colaboración del ayuntamiento fontanés, y encuadrado dentro de las XI Jornadas de Historia de Almendralejo y Comarca.

Moderado por Carmen Fernández – Daza, la primera comunicación corrió a cargo de Miguel Ángel Amador Fernández, médico de familia en Almendralejo, y autor de la Historia del Colegio de Médicos de la provincia de Badajoz, con motivo de su Centenario en el 2018.

Amador Fernández disertó sobre los médicos que pasaron como titulares por Fuente del Maestre hasta el S. XVIII:  “ Hubo hasta nueve médicos titulares, pero me centraré en los cuatro primeros; que además abarcan entre todos más de dos terceras partes del siglo, desde la llegada del primero hasta el fallecimiento de Carlos Ignacio Parrilla en 1.789.”

Destacó que “ hay mucha vinculación entre Almendralejo y La Fuente en este tema porque, a excepción de Juan Ortiz Tarifa, médico fontanés que ejerció entre la décadas de 1.720  y  1.730,  los demás nacieron en Almendralejo”  . Y  que “ todos acabaron muy vinculados a Fuente del Maestre ya que casi todos se casaron aquí , y aquí están enterrados”.

También destacó que el primer médico titular de la época fue Diego Ortiz de Paredes: “Fue quizás el que más formación académica tuvo,  llegando a ocupar un plaza de Cirujía en la Universidad de Salamanca.”

“Y tenemos también a Luis de Pina,  que nació en Fuente del Maestre, no ejerció aquí, y luego sí se convirtió en en el médico particular de la marquesa de Lorenzana, Doña Isabel de Bolaños, hasta su fallecimiento en 1.784”.

Por su parte, el historiador de Jerez de los Caballeros, Rogelio Segovia Sopo habló de un Protocolo Notarial de 1.803, “ que sin embargo nos lleva a conocer a personas, y hechos importantes acaecidos en Fuente del Maestre durante el S. XVIII. Estamos ante un documento que nos habla de una persona que, antes de volver a embarcarse hacia el Nuevo Mundo, decide dejar una obra pía en el municipio”.

Rogelio Segovia cuenta cómo en su investigación llega a descubrir la apariencia física de este individuo, y relató cómo llegó “este náufrago de papel” , el protocolo citado, a sus manos : “ La desaparición de archivos municipales, cedidos o vendidos a particulares, hace que los historiadores, por una suerte de serendipia, nos encontremos con ellos en tiendas o librerías antiguas, preguntándonos cuánto se ha quedado perdido en el camino”.

“Mientras más conozco Fuente del Maestre, más rica me parece su Historia, y con muchos aspectos aún desconocidos o por estudiar por esa dispersión».

“Lo que sí me encuentro es con nombres y apellidos de fontaneses en documentos muy interesantes y muy antiguos, como el de aquellos tres primeros fontaneses que se embarcan hacia Las Indias. El que en su día cedí al ayuntamiento y se expuso en la Noche en Blanco.  Va a ser verdad lo que escribió aquel humanista que da nombre a este centro, José María Padín, de que al llegar Colón a América ya había un fontanés vendiendo por allí. Si encuentro el documento en el Archivo de Indias, lo traeré (bromeó)”. Lo que sí va a ceder a Fuente del Maestre es el protocolo notarial que centró su amena y hábil comunicación .

En tercer lugar, participó el Doctor en Filología Hispánica, Antonio Carretero Melo. Un hombre que ha conjugado la docencia, una gran cantidad  investigaciones sobre historia del periodismo en Extremadura con la antroponimia. “Si la toponomia nos dice cómo se llaman las cosas, la antroponomia nos dice cómo se llaman las personas, va de los nombres más populares y de la información que podemos extraer de ello. “ En este tema centró su discurso,  “ en datos de Burguillos de Cerro y Fuente del Maestre”.

A Antonio Carretero, le debe Fuente del Maestre un amplio registro genealógico de las familias fontanesas. Un estudio del que hay un ejemplar en la biblioteca municipal.  Y es que los nombres más frecuentes, en según qué épocas, aportan muchos datos sobre cómo era era la misma, qué creencias por ejemplo, la movía.

Por último el ex docente y folklorista fontanés Aquilino Vicente narró cómo desde siempre le ha apasionado la música popular de Extremadura, importante pilar de sus señas de identidad. Una vocación que le ha hecho viajar por toda la región, recoger instrumentos de  muy distintos sitios y contribuir a su divulgación.

En el acto de clausura participaron el Coordinador de las jornadas, José Ángel Calero; la concejala almendralejense de Participación Ciudadana y Transparencia (entre otras áreas)  Raquel del Puerto; y el alcalde de Fuente del Maestre, Juan Antonio Barrios,

Finalmente, los asistentes disfrutaron de una ruta guiada por Jesús Lozano a lugares emblemáticos del patrimonio fontanés: El propio centro cultural, el convento franciscano, la Plaza del Gran Maestre y la muralla, y la Parroquia de La Candelaria.

José Ángel Calero ha hecho balance de la jornada en la emisora municipal de La Fuente: “Nos quedamos encantados, aunque lo esperábamos dada la difusión que se ha hecho del evento y la implicación del ayuntamiento.  Pero fue especialmente importante la acogida, tanto que de repetir pueblo para nuestras jornadas, elegiríamos otra vez éste, sin duda”.

Calero, que ha elogiado públicamente la actuación del grupo “Jara Blanca” el día 15 en el “Carolina Coronado”, también quiso destacar la ruta realizada: “ Ha sido un descubrimiento conocer el rico, y a veces desconocido, patrimonio cultural que tiene el pueblo. Cómo puede albergar tantos tesoros la iglesia del convento franciscano, la muralla… Fue muy ameno. Y lo que me resultó absolutamente sorprendente es encontrar una parroquia, que es una verdadera catedral, en un pueblo de 7000 habitantes. “