La residencia universitaria Hernán Cortés acoge en la mañana de hoy la I Jornada en Prevención de Riesgos Labores en los Servicios de Bomberos, organizada por el Consorcio para la Prevención y Extinción de Incendios (CPEI) de Badajoz. Una iniciativa que ha congregado a cerca de 150 profesionales de todo el país, entre bomberos, delegados de prevención, representantes sindicales y técnicos en prevención de riesgos laborales.

Se trata de unas jornadas que nacen del afán del CPEI de “seguir mejorando la formación de los bomberos”, como ha reconocido en la inauguración el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo.

Además, se pretende avanzar con esta jornada en uno de los caballos de batalla de un colectivo que trabaja muchas veces en situaciones de riesgo, como es la prevención de riesgos laborales. Tiene un carácter pionero, al ser la primera que aborda este importante aspecto de forma monográfica.

El gerente del CPEI, José Antonio Palanco, precisa que es un mundo nuevo en el que hay «mucha desconfianza» por parte de la propia administración y de los bomberos por saber que es lo que realmente les atañe y cómo les incumbe.

En este caso, ha tildado de “atraso” el hecho de haya una ley de prevención de riesgos laborales para todos los trabajadores, pero no una específica para el colectivo de bomberos, pese al riesgo que entraña esta profesión.

Por ejemplo, a pesar de que los bomberos tienen unos equipos de protección individual muy buenos y de última generación, deben comprar máquinas para limpiar la ropa, descontaminar trajes o tomar otra serie medidas a la hora de hacer intervenciones. Una cuestión que hará incrementar la inversión económica en los próximos años, reforzando la formación.

Por tanto, con esta jornada se pretende arrojar luz y salvar esos escollos entre todos a través del debate y de “compartir experiencias”, como ha precisado Gallardo.

El presidente no ha dudado en afirmar que los bomberos son en el mundo rural “los héroes, que no llevan capa, pero sí casco y manguera”.

Miguel Ángel Gallardo ha terminado deseando que estas jornadas sean “buenas y útiles”, y sirvan para transferir las buenas prácticas aplicadas en materia de formación en prevención de riesgos laborales por distintos servicios y consorcios de bomberos.

La formación en prevención de riesgos laborales en los consorcios de Málaga, Salamanca, Sevilla o Valencia y el ámbito jurídico del sector han centrado algunas de las ponencias de la jornada, que se ha cerrado con la recogida de conclusiones.