La Concejala de Seguridad Ciudadana y Tráfico, Eva García-Adámez, junto a uno de los Subinspectores de la Policía Local, ha comparecido ante los medios por la oleada de actuaciones incívicas que se vienen produciendo desde hace semanas en la localidad.

Hace un tiempo se produjo el deterioro de una zona recién cementada en la zona del paso del ferrocarril, y también venimos observando otras actuaciones consistentes en la abandono de residuos de comida en los parques, así como destrucción de los elementos del servicio de riesgo de jardines.

El vandalismo se ha cebado con las instalaciones de riego de parques y zonas verdes de Don Benito. Desde el final del Estado de Alarma se han producido ataques con suma violencia contra los aspersores, difusores y sistemas de riego por goteo, en un total de 152 aspersores, todo ello sin excluir otros parques y zonas verdes, con mayor incidencia en el Parque Municipal «Tierno Galván».

El cuerpo de Policía Local está trabajando de forma concienzuda en identificar a los autores pero, dada la naturaleza de los hechos y sus circunstancias, esto es, se producen al amparo de zonas oscuras y en horas en las que la cercanía de la presencia policial es muy visible, hace que los responsables de estas tristes noticias sean difícilmente identificados.

Por eso, mediante esta comparecencia, hacen un llamamiento a la ciudadanía, solicitando su colaboración para que, entre todos, se pueda atajar y eliminar estas acciones incívicas en Don Benito que, además, cuestan dinero a todos los dombenitenses. En concreto los daños a día de hoy ascienden a más de 4.000 euros.

Del mismo modo, conciencian a la población de la importancia del uso de mascarillas y del estricto cumplimiento de todas las normas de sanidad, que pueden evitar contagios indeseados. El fin es evitar el cierre de zonas públicas para salvaguardar la salud de su ciudadanía.

En caso de incurrir en algún tipo de responsabilidad penal, estos actos de vandalismo conllevan una infracción administrativa de hasta 1.000 euros, en función de la gravedad de los hechos y daños ocasionados. Igualmente, incumplir con la obligación de llevar mascarilla lleva aparejada una sanción de 100 euros.

«Queremos seguir teniendo un entorno seguro, y por ello, apelamos a la colaboración ciudadana para trabajar todos juntos de la mano».