Asaja Extremadura califica como “golpe definitivo al sector agrario” el acuerdo alcanzado esta pasada madrugada por los líderes europeos sobra la pandemia que tiene como principal perjudicado a los agricultores y ganaderos españoles, a los que verán reducidas las ayudas directas en un 9,6% ya de este mismo año, a pesar de que el nuevo periodo de la PAC no entre en vigor oficialmente hasta enero de 2023. “Éste es el gran acuerdo que celebra Pedro Sánchez, que se recorten casi 600 millones de euros anuales, y desde este mismo año, al campo español”, denuncia Ángel García Blanco, presidente de Asaja Extremadura.

De esta manera, los presupuestos de la Unión Europea para los fondos agrícolas para los próximos siete años bajan en un 10% en comparación con el marco financiero comunitario previo, limitándose a un presupuesto de 343.950 millones de euros cuando antes eran de 382.855 millones. Así, como ayudas directas del primer pilar, estaban presupuestados 286.144 millones y ahora se quedan en 258.600 millones (-9,6). El presupuesto para Desarrollo Rural pasa de 96.712 millones de euros a 85.350 millones, con un descenso de hasta el 11,74%.

Por eso, advierte Asaja Extremadura, “nuestra valoración no puede ser otra que muy crítica: “Ha sido un desastre y va a representar un golpe definitivo al campo español”, se lamenta Ángel García Blanco, quien considera que Pedro Sánchez “ha vuelto a demostrar que nunca le ha importado el mundo rural ni, por supuesto, los agricultores y ganaderos españoles que, entre otras cosas, han dado la cara durante la pandemia y asegurando que el abastecimiento de los productos en los supermercados”.

García Blanco recuerda que el sector ya viene lastrado también por los nuevos aranceles de Donald Trump, por los problemas que suscita el Brexit o los recientes acuerdos “negativos” con Mercosur, con especial incidencia en el ganado.

Por eso, el dirigente agrario asegura que los agricultores y ganaderos retomarán las protestas que iniciaron el pasado mes de enero, y que fueron suspendidas por la pandemia, pero que ahora volverán “con más fuerza que nunca”.