Mejorar la gestión del mercado del aceite de oliva. Ese es el objetivo que debe perseguir el Real Decreto que está preparando el Ministerio de Agricultura para la aplicación del artículo 167 bis del Reglamento de la UE regulador de las normas de comercialización del aceite de oliva.

Un documento que despierta «grandes expectativas» en el sector, y ante el que desde UPA han presentado alegaciones encaminadas a mejorar su eficacia. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos propone la retirada de aceite, la planificación de la producción y la limitación del rendimiento de aceituna en plantaciones intensivas, como medidas básicas de regulación del mercado.

El responsable de la Sectorial de Olivar y Aceite de UPA, y secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, ha asegurado que la inclusión del sector olivarero en el artículo 167 bis del reglamento 1308/2013 de la UE “puede ser probablemente una de las últimas posibilidades de conseguir un equilibrio real en la cadena y, por lo tanto, es necesario analizar con detenimiento su efecto”.

El objetivo: Salvar el olivar tradicional

En líneas generales, UPA apoya las medidas descritas, “ya que todas pretenden mejorar el mercado del aceite de oliva”, pero hay que tener en cuenta que “el gran perjudicado por las serias anomalías que presenta el mercado del aceite de oliva es el olivar tradicional. De ahí que nuestras alegaciones hayan estado enfocadas hacia la protección y mejora de ese olivar”.

UPA resume en tres las medidas de gestión de mercado que considera necesita el sector: la limitación de rendimiento de aceituna por hectárea a nivel de parcela tiene que ser considerada clave para limitar la producción en olivares intensivos y súperintensivos en aquellos años que la situación lo necesite. “Pero también reclamamos la retirada de aceite de oliva hasta la campaña siguiente y/o destino a uso no alimentario; así como la planificación de la producción mediante cosecha temprana en función de las variedades”. Igualmente, desde UPA creen necesaria la “regulación del rendimiento de extracción de aceite de la pasta de aceituna como medida de control complementaria”.

UPA, junto al resto de organizaciones que forman la Interprofesional del Aceite de Oliva, ha trabajado para establecer un mecanismo de regulación del mercado para el sector. Como conclusión de esos análisis y estudios, entienden que el momento de desencadenamiento de las medidas debería ser cuando la suma de los stocks más el aforo de producción para la campaña superara en un 20-25% la comercialización media de las dos últimas campañas, en lugar del sistema propuesto por el Ministerio en el actual borrador de Real Decreto.