«Los presupuestos generales del Estado son una vez más un listado de promesas incumplidas con la ciudad de Badajoz». Ignacio Gragera, portavoz del grupo municipal Ciudadanos (Cs), lamenta que el Gobierno Central vuelva a dar la espalda a Badajoz con sus cuentas para el 2021.

El portavoz liberal pone como ejemplo que el proyecto de presupuestos incluya una partida de apenas 10 mil euros para trabajos de rehabilitación en la Alcazaba de Badajoz. Gragera considera esta previsión de gasto una “broma de mal gusto” y una “falta de respeto” a la ciudad.

“No vemos que se atiendan nuestras necesidades reales”, lamenta Gragera, quien critica que las cuentas del Estado no incluyen inversiones esenciales para Badajoz, como la transformación en autovía de la carretera Badajoz-Granada o la construcción de una terminal de mercancías en el aeropuerto de Badajoz, o que “se dediquen a parchear otros proyectos” con dotaciones económicas insuficientes, como el desdoblamiento de la carretera de Sevilla, o con actuaciones solo parciales, como la construcción de la autovía Badajoz-Cáceres, que tiene proyectado actuar en un único tramo y que se seguirá alargando en el tiempo.

El portavoz de Ciudadanos remarca que su partido, desde que conoce el borrador de presupuestos generales, “está trabajando en aumentar las partidas destinadas en favor de nuestra ciudad, así como la inclusión de otras partidas que consideramos absolutamente necesarias”, como la construcción de la segunda rotonda en Cerro Gordo o la erradicación de las especies invasoras en el cauce del río Guadiana, para lo que el Gobierno Central ha proyectado un gasto de 1.8 millones de euros. Una partida que se revela también insuficiente, considera Gragera, quien recuerda que la propia Confederación Hidrográfica del Guadiana estimó públicamente que para eliminar estas plantas invasoras solo en el tramo urbano de Badajoz se necesitaría una inversión de 5 a 10 millones de euros.

ACONDICIONAMIENTO DE LA AVENIDA RICARDO CARAPETO

Otro proyecto que tiene pendiente el Gobierno Central con la ciudad de Badajoz es la actuación para acondicionar los acerados del final de la Av. Ricardo Carapeto, que depende del Ministerio de Fomento.

“A ver si ya es una realidad”, reclama Gragera, quien explica que el proyecto de intervención se remitió por parte del Servicio de Vías y Obras del Ayuntamiento de Badajoz el pasado mes de julio a Delegación de Gobierno y a Carreteras, a pesar de que ya existía un proyecto previo financiado por el Gobierno de España y que jamás vio la luz por la negativa del Ejecutivo Central a incluir su coste íntegro en los presupuestos generales del Estado.

Gragera espera que “el esfuerzo realizado desde el Equipo de Gobierno de la ciudad de Badajoz por adaptar ese proyecto a los escasos recursos económicos habilitados no caiga en saco roto”, y que esta actuación “no se dilate más en el tiempo, en beneficio de los vecinos de Badajoz en general, y de la barriada de San Roque en particular”.