Desde la fábrica Deutz Spain de Zafra se realizarán pruebas de antígenos para la detección de la COVID-91 en los primeros días de enero con el objetivo de mantener baja la incidencia de esta enfermedad. Es una medida previsora y con el fin de detectar tempranamente un posible repunte de los contagios después de las fiestas navideñas.
En este sentido, habrá una fase de realización durante los días 4, 5 y 7 de enero, a los trabajadores que tengan cita asignada, en función de cada turno. Estos tres días del mes de enero se dedicarán al personal sujeto a turnos de trabajo. En cuanto a la plantilla de oficinas con horario flexible, se dispondrá esta prueba a partir del día 5, el 7 y ya posteriormente, conforme el personal se vaya incorporando al trabajo, tras el descanso de las Navidades.

Asimismo, la realización de los tests de antígenos tendrá carácter voluntario, aunque la dirección lo considera conveniente, y serán efectuados por personal sanitario. Por parte de la empresa, se ha comunicado que no se recopilará ni almacenará ningún dato en caso de ser el resultado negativo.

Circuito seguro y protocolos

Deutz Zafra ha optado por la fórmula de los tests de antígenos para detectar la COVID-19, que tienen una precisión del 95%. La Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad calificó estas pruebas de «herramienta rápida de diagnóstico y cribado». Este tipo de prueba ofrece resultado a los quince minutos.

Se ha organizado un circuito seguro al Servicio Médico con unos cuadrantes de cita y con entrada por la puerta de taller. En el caso de los trabajadores sin cita, el acceso será por la puerta del exterior. En cualquier caso, se respetará el aforo de las salas.

En el supuesto de que el resultado fuera positivo, la persona recibirá una mascarilla FPP2 y no podrá volver a trabajar. Este resultado se comunicará a Sanidad siguiendo los protocolos, para confirmación por la prueba PCR.