La Diputación de Badajoz vendió ayer en la Feria de Primavera de Zafra las 44 cabezas de ovino merino selecto procedentes de la Finca La Cocosa en unas subastas que fueron todo un éxito. De esta manera, el Área de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de la institución provincial busca el mantenimiento de la raza pura merina, con la que acude a estos eventos para que a través de las subastas, los ganaderos tengan opciones de hacerse con esta línea de ganado ovino y así mejorar sus cabañas ganaderas.

Asimismo, la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Merino y la Institución Ferial de Zafra se mostraron muy satisfechos ya que cerca de 23.000 euros fue el remate total de las subastas virtuales de ovino de la raza merina machos y hembras con la adjudicación de 119 ejemplares de los 137 animales presentados. Solo quedaron desiertos 18 ejemplares. Unas subastas muy animadas, dinámicas y con mucha alegría en la que los más de veinte ganaderos asistentes realizaron altas pujas y se llevaron extraordinarios ejemplares para mejorar su cabaña ganadera.

El alcalde de Zafra y presidente de la Entidad Ferial, José Carlos Contreras, ha valorado “muy positivamente” las subastas, considerándolas un éxito. «Una actividad celebrada con todas las medidas de seguridad con motivo de esta pandemia», dijo. Además, señaló que con estas subastas virtuales «estamos presentes en el mundo ganadero porque Zafra es referente en ferias ganaderas».

José Carlos Contreras recordó que ya en el 2005 se realizaron unas subastas virtuales de ovino y vacuno en la Feria de Octubre debido a la Lengua Azul. También mostró su agradecimiento a la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Merino por organizar estas subastas y a la Diputación de Badajoz por poner la plataforma necesaria para desarrollar esta actividad.

Por su parte, Antonio Granero, secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Merino se ha mostrado “muy satisfecho” con las subastas celebradas en Zafra, ciudad que es referente para el mundo ganadero. Dijo que se han adjudicado el 90 por ciento de las hembras y el 70 por ciento de los machos con pujas y precios muy altos y un gran esfuerzo por parte del ganadero que no ha tenido ayudas en las subastas como en otras ocasiones.