La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) participará esta tarde en las Jornadas “Más mujeres” que se celebran hoy en el Senado. Se trata de unas jornadas abiertas a la asistencia de los medios de comunicación y que, en todo caso, pueden ser seguidas vía online por cualquier persona interesada.

La presidenta de FADEMUR, Teresa López, participará en la mesa “Más mujeres: Rompiendo techos, Mundo Rural y Despoblación”, que estará moderada por Carmen Torralba, presidenta de la Comisión de Despoblación y Reto Demográfico de la Cámara Alta y senadora socialista por Cuenca. Junto a la presidenta de FADEMUR, participará en ella Juana López, directora general de Políticas contra la Despoblación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y Ángela Paloma, consultora política.

Trabas laborales para las mujeres rurales

En los municipios de menos de 20.000 habitantes, las mujeres sufren una de las tasas de desempleo más altas. “Lo peor de todo es que ni siquiera es posible acceder fácilmente a estadísticas actualizadas, lo que supone otra muestra de la invisibilidad a la que está sometida nuestro colectivo”, explica Teresa López.

Detrás de la baja integración laboral de las mujeres de los pueblos están las escasas oportunidades de trabajo en el mundo rural, más grave para ellas que para ellos debido a la segregación horizontal y vertical. “En los pueblos, los techos de cristal son más bajos. Además, las mujeres estamos más limitadas a trabajar en ciertos sectores, sobre todo aquellos relacionados con los cuidados”.

La invisibilidad también se manifiesta en los negocios familiares. La presidenta de FADEMUR pone el ejemplo de los trabajos en el campo. Es muy común que las mujeres trabajen de manera invisible en las explotaciones familiares. “El trabajo invisible de las mujeres en el campo es tal que tuvimos que sacar una ley, la Ley de Titularidad Compartida, para sacarlo a la luz. Sin embargo, desde que la conseguimos en 2011, el hastío de muchas Comunidades Autónomas no ha permitido que tomase el impulso que debería”, revela López.

Emprender como salida

Por todo ello, muchas mujeres rurales ven en el emprendimiento de su propio negocio la única vía para tener trabajo sin abandonar su pueblo. “Las emprendedoras rurales son uno de los valores más importantes de nuestra sociedad”, alaba la presidenta de FADEMUR. “Si su ilusión y fuerza flaqueasen, si migrasen al entorno urbano en busca de un trabajo, sus pueblos caerían en la espiral de masculinización y envejecimiento que llevan al despoblamiento”, advierte.

No obstante, desde la organización advierten de la falta de incentivos para emprender en un pueblo. “Además de la falta de ayudas, y de los problemas para acceder a financiación, estas emprendedoras también tienen que enfrentarse a una burocracia excesiva e incomprensiva con ellas”, dice López, “Está pensada desde la ciudad para la ciudad y no se adapta a la realidad rural”.

Conscientes de todas estas trabas, en FADEMUR decidieron impulsar una lanzadera de emprendimiento rural, Ruraltivity, que actualmente se encuentra en la cuarta edición. Gracias al apoyo del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, FADEMUR puede ayudar de manera personalizada y continuada en el tiempo a las emprendedoras, y también emprendedores, rurales para sortear esta problemática.

Por eso, esta tarde FADEMUR también llevará esperanza al Senado. “Queremos mostrarles todo lo que las emprendedoras rurales son capaces con un impulso adecuado como el que les brindamos desde Ruraltivity. También que conozcan la importancia de otras redes que tejemos las mujeres rurales y sin las que la despoblación de los pueblos sería incluso más grave a estas alturas. Con los refuerzos adecuados, las redes podrían hacer mucho más por toda la sociedad”, sentencia.
Alerta feminista
Por último, FADEMUR quiere llevar al Senado un grito de auxilio: “En los pueblos estamos alarmadas ante el incremento de asesinatos machistas que estamos viviendo”. La organización viene denunciando que el porcentaje de asesinatos en municipios de menos de 20.000 habitantes se ha disparado.
•Accede aquí a más información sobre el incremento de la «ruralidad» de las mujeres asesinadas por violencia de género.

“Con la víctima de ayer en Porqueres (Girona), el porcentaje de asesinadas rurales asciende a 56,25%”, señalan desde FADEMUR. “Es la novena asesinada rural del total de dieciséis mujeres matadas por esta lacra en nuestro país en lo que va de año. También lo eran dos menores matados”.