El Grupo Popular Municipal (GPP) de Zafra, a través de su portavoz, Juan Carlos Fernández, ha manifestado “su repulsa y malestar ante la actitud” del gobierno local y su alcalde, José Carlos Contreras, respecto de la negociación y trámites de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) municipal.

En rueda de prensa, Fernández ha recordado que el alcalde lleva 14 años en el Ayuntamiento, 10 en el gobierno, de ellos 4 de concejal y 6 de alcalde con mayoría absoluta; y otros 4 en la oposición. Pero, “después de tantos años y de los varios avisos de la Intervención Municipal sin que hiciese absolutamente nada, se ha dejado venir encima un problema laboral nunca visto en el consistorio, y ahora quiere disponer a marchas forzadas de una RPT”.

El portavoz popular ha señalado que se trata de un “procedimiento complejo que requiere meses de negociación, como hicimos desde el Partido Popular desde 2001 para aprobar la RPT existente actualmente, dando participación a todos. Ese procedimiento quieren simplificarlo ahora los socialistas negociando sólo con los sindicatos sin dar participación a la oposición”.

Para el GPP zafrense el alcalde olvida “el papel y el valor representativo de la oposición. Después pedirá nuestro apoyo, nos instará a ser corresponsables, mientras él nos ofrecerá un trágala infumable: acordar con sindicatos y, mediante una política de hechos consumados, pedirnos nuestro voto, a ver si somos capaces de oponernos a algo que han acordado con la representación de los trabajadores. Es es una sucia trampa saducea, con la que pretenderá convertir en éxito su despropósito e inacción de años”, ha añadido Juan Carlos Fernández.

Por todo, a los populares les parece “absolutamente deplorable que la oposición sea como mucho un mero convidado de piedra, que se nos pida corresponsabilidad y lealtad cuando estas no se practican por el gobierno local, y que el alcalde tenga un sentido patrimonial del Ayuntamiento, que cree su cortijo”.

Todo esto, además, «tras el esperpento de la semana pasada, convocando y desconvocando Comisión de Personal y Mesa de Negociación de prisa y corriendo, actuando de un modo absolutamente impropio de un gobierno serio. Muy al contrario el gobierno local de Zafra “actúa a salto de mata, cegado por la prepotencia y echando balones fuera continuamente. Debería tomar nota de que nunca antes un alcalde ha sufrido dos concentraciones, y las que puedan venir, de trabajadores a las puertas del Ayuntamiento”, ha indicado Fernández.

Por eso desde el GPP de Zafra inciden en que si el equipo de Contreras “quiere su propia RPT sin contar con nadie, adelante. Ellos sabrán. Pero bueno sería que tomaran el ejemplo de cuando se negoció y aprobó por unanimidad la RPT existente, en 2003, cuando el entonces portavoz socialista, aun reconociendo que no era la RPT que a él le hubiese gustado, la asumía y aprobaba porque se había consensuado. Consensuar significa ceder todos. Participar todos.”.

Pero, ha concluido Juan Carlos Fernández, esa actitud de diálogo y consenso “no va con el alcalde actual. Sigue confundiendo mayoría absoluta con poder absoluto. La soberbia será la ruina del gobierno local socialista. Pero, sobre todo, ya está suponiendo la ruina de la democracia en el Ayuntamiento de Zafra”.