El Grupo Popular de Zafra, a través de su portavoz en la Comisión Informativa de Personal, Antonio Navarro, se ha visto en la obligación de volver a registrar la solicitud de la documentación facilitada por la empresa Rodríguez Viñals, que resultó adjudicataria del contrato de la Diputación de Badajoz, para la elaboración de un estudio y propuesta de la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento de Zafra.

De esta forma el GPP denuncia ante los medios de comunicación la actitud del gobierno local socialista, con el alcalde, José Carlos Contreras, a la cabeza, que, según señalan, «niega sistemáticamente la documentación que solicita la oposición, en una maniobra absolutamente ilegal y antidemocrática, orquestada para impedir el control de la acción de gobierno que corresponde a la oposición».

Asimismo, añaden que «esta documentación ya ha sido solicitada por toda la oposición, y en concreto por el GPP, tanto en registros en el Ayuntamiento, en Mesa de Negociación, en Comisión Informativa o en el propio Pleno del consistorio sin que hasta la fecha se haya facilitado documentación alguna».

Para Navarro «la realidad es que ese estudio y propuesta está a disposición del Grupo de Gobierno desde febrero, sin que el gobierno local cumpla con su obligación de facilitar la documentación que le requiere la oposición».

Igualmente, señala que «esta documentación es básica para negociar la próxima RPT del Ayuntamiento, que debe dar solución a los enormes problemas que vienen sufriendo el área de personal y que inevitablemente repercuten el servicio a la ciudadanía, que debe ser el principal interés de todos».

El Grupo Popular de Zafra reitera que esta conducta no es un hecho casual y que intentan ser parte de la solución, pero se encuentran «ante el bloqueo impuesto por el Sr. Contreras, que pretende forzar su propio acuerdo con los sindicatos a base de llegar a una situación insostenible, y luego presentarlo a la oposición como una política de hechos consumados».

Por último, señalan que «el GPP seguirá en su labor de oposición constructiva, controlando la acción del gobierno local y ofreciéndose, como siempre, a ser parte de la solución independientemente de la actitud del grupo socialista y su alcalde».