El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado con 194 votos a favor, 10 votos en contra y 141 abstenciones, iniciar la tramitación de la Proposición de Ley General de Salud Mental, impulsada por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común.

El Consejo General de la Psicología se congratula de la aprobación de este proceso legislativo como no puede ser de otro modo si ello va a implicar la mejora de la salud mental y del sistema. La iniciativa espera tener incorporados 8.500 psicólogos al Sistema Nacional de Salud en el plazo de cuatro años. Un incremento de profesionales más que urgente en un momento en el que la demanda de la salud mental de los ciudadanos y ciudadanas españolas adolece de los recursos necesarios para darle respuesta, como el COP viene denunciado desde hace tiempo.

La norma, que nace con el objeto de «garantizar el derecho a la protección de la salud mental de todas las personas y regular el acceso a una atención sanitaria y social de calidad», aunque recoge algunas de las aportaciones que esta organización colegial presentó en el borrador de la misma, todavía puede incluir mejoras. Por eso, el COP participará en el proceso de presentación de enmiendas que se abre ahora para insistir en sus recomendaciones, y confiando, en que una vez que se acabe ese proceso, la ley se apruebe y se haga por consenso.

Además, según considera esta organización colegial, la norma no puede quedarse en una iniciativa aislada y debe ser trasversal a todas las leyes y ámbitos de actuación (social, educativo, laboral, deportivo, etc.).

Este objetivo requiere del esfuerzo de todos los partidos para lograr llegar a un acuerdo que mejore la atención a la salud mental de la población, especialmente en el ámbito de la Atención Primaria, que, tal y como se ha venido demostrando, constituye la primera puerta de entrada de las personas con problemas de salud mental.

Al respecto, la organización colegial considera que la próxima reunión sobre Atención Primaria del Consejo Interterritorial de Salud, que se celebrará en Gran Canaria estos próximos días, constituye el marco idóneo para abordar la mejora de la atención a la salud mental con medidas concretas para la progresiva incorporación de psicólogos y psicólogas clínicos a este primer nivel asistencial. Se trata de un asunto de vital importancia, que no parece estar recogido, sin embargo, en la orden del día de este encuentro.

La necesidad de incorporar la atención psicológica en la Atención Primaria es algo que ha sido reconocida por las administraciones sanitarias en el Marco Estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria, aprobado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en abril de 2019.

Distintos estudios han demostrado, además, que es más eficaz implementar intervenciones psicológicas para los problemas de salud mental comunes en atención primaria, que el tratamiento farmacológico, facilitando el acceso a este tipo de tratamientos por parte de los pacientes.