Ingredientes:

Para la tarta:

  • 1 masa de hojaldre rectangular
  • 2 manzanas
  • 50 g de mermelada de melocotón
  • 1 huevo para pintar

Para la crema pastelera:

  • 3 yemas de huevo
  • 75 g de azúcar
  • 2 cucharadas de maicena
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 piel de limón
  • 1 rama de canela
  • 1/2 litro de leche
  • 1 cucharada de mantequilla

Para la compota de manzana:

  • 3 manzanas
  • 300 ml de agua
  • 80 g de azúcar
  • 1 rama de canela

Elaboración:

En primer lugar haremos en un cazo ponemos las 3 yemas con el azúcar, la maicena y la esencia de vainilla, mezclamos bien con unas varillas e incorporamos la leche, que previamente habremos hervido, infusionado con la piel de limón y la rama de canela y colado.

Colocamos el cazo sobre el fuego y removemos continuamente desplazando las varillas en forma de ocho para llegar a todo el cazo, primero a fuego suave y, al cabo de unos minutos, aumentamos un poco la temperatura sin dejar de remover.

Cuando rompa a hervir, apartamos del fuego (ya habrá espesado), agregamos la cucharada de mantequilla, mezclamos bien con las varillas y dejamos enfriar, poniendo un papel film en contacto con la crema para que no cree costra en la superficie.

Para hacer el almíbar de la compota, en un cazo ponemos el agua y el azúcar y llevamos a ebullición a fuego medio para que el azúcar se disuelva poco a poco. Dejamos un par de minutos hasta que se forme un almíbar muy ligero.

A continuación, lavamos, pelamos y descorazonamos las manzanas para la compota. Las troceamos y añadimos a la cazuela justo cuando el almíbar está hecho y sigue burbujeando ligeramente. Ponemos la otra ramita de canela, tapamos la cazuela, bajamos el fuego y cocemos durante unos 30 minutos. Retiramos el fuego y dejamos enfriar.

Precalentamos el horno a 200 ºC grados con calor arriba y abajo y sin ventilador.

Cubrimos un molde rectangular con la masa de hojaldre utilizando el papel de horno que trae la base, ajustamos bien la masa al molde y recortamos con un cuchillo los sobrantes a la altura del molde, si los hubiera y pinchamos la masa con un tenedor para que no se hinche el hojaldre al hornearlo y colocamos encima otro papel de horno y ponemos unas alubias o unos garbanzos para que hagan peso.

Horneamos a 200 ºC con calor arriba y abajo sin ventilador durante 15 minutos.

Pelamos y cortamos las manzanas, las dos manzanas restantes, las descorazonamos y las partimos en cuatro. Después, cortamos en gajos cada cuarto.

Repartimos la crema pastelera sobre la base y sobre ella extendemos la compota de manzana y como tercera capa disponemos los gajos de manzana algo montados unos encima de otros, pues al hornearse se encogen un poco y así la base quedará totalmente cubierta.

Pincelamos el hojaldre de la tarta con huevo batido, espolvoreamos un poco de azúcar encima y la horneamos unos 15 minutos hasta que la manzana esté tostada y el borde dorado.

Sacamos del horno, dejamos enfriar en el propio molde, desmoldamos y pincelamos con mermelada de melocotón que previamente habremos calentado en el microondas con una cucharada de agua para que adquiera un bonito brillo.