Las diputaciones provinciales de Badajoz y Sevilla comparten experiencias de gestión supramunicipal en materia de agua, residuos urbanos, movilidad sostenible y extinción contra incendios, con objeto de ofrecer servicios más eficientes y eficaces a la ciudadanía.

El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, recibió esta mañana en la sede del Consorcio Promedio a la delegación sevillana encabezada por la diputada del área de Servicios Públicos Supramunicipales, Trinidad Argota.

También estuvieron presentes la vicepresidenta de Promedio, Raquel del Puerto; el diputado del área de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Lorenzo Molina; y el diputado delegado del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios (CPEI), Juan Manuel Ortiz. Por parte de la Diputación de Sevilla, participaron el director general del área de Servicios Públicos Supramunicipales, Aquilino Alonso, y el subdirector de dicha área, Jaime Morell.

Según destacó Argota, “no es la primera vez” que ambas instituciones intercambian procedimientos y experiencias porque desde la diputación sevillana se buscan modelos “que estén funcionando y que aporten un plus en la forma de prestar los servicios y atender a la ciudadanía”.

En este sentido, Gallardo defendió que Promedio es “el mejor instrumento que se pudo inventar” para ofrecer servicios básicos de “calidad” relacionados con el agua y los residuos a la ciudadanía.

En los últimos años el consorcio ha crecido en “confianza”, con un incremento de adhesiones de municipios que ha “desbordado” las previsiones. También ha manifestado que “los alcaldes y alcaldesas ven al Consorcio como un instrumento para garantizar servicios básicos bajo el control de personas muy cualificadas”.

De la misma manera, Gallardo mostró el camino a seguir por la Diputación de Sevilla en materia de movilidad sostenible a través del Plan MOVEM, cuyas acciones principales han sido la entrega de un vehículo 100% eléctrico por municipio para uso de los servicios municipales y la creación de una red inteligente de puntos de recarga de vehículos eléctricos a menos de 35 kilómetros cada una que dan cobertura a toda la provincia.

“Buscamos nuevos caminos de colaboración. Beber de lo nuevo, de lo que da resultado, de lo práctico, para hacer servicios más eficientes y más eficaces para la ciudadanía”, concluyó Argota.