El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha subrayado este jueves la necesidad de buscar herramientas para favorecer la convergencia y complementariedad entre los programas de los Fondos Estructurales y los Programas de Desarrollo Rural en el período 2023-2027, en el que el Fondo Europeo de Desarrollo Rural dejará de estar integrado en el Reglamento General de la Política de Cohesión.

El jefe del Ejecutivo regional se ha manifestado de este modo en el transcurso de un debate de alto nivel sobre la aplicación de la cohesión que ha tenido lugar hoy en el marco de la segunda jornada del Pleno del Comité Europeo de las Regiones, y en el que han participado entre otras, Elisa Ferreira, comisaria de Cohesión y Reformas, y Lilyana Pavlova, vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Durante su intervención, Fernández Vara ha reflexionado sobre el gran y enorme reto que las instituciones tienen en la actualidad por delante, “un momento histórico en el que vamos a tener que gestionar la mayor cantidad de fondos y de mayor complejidad”. Por ello, ha apuntado que hay que poner el foco en la preparación del futuro y en las inversiones a largo plazo.

Por otro lado, el presidente ha recordado que si bien la crisis de la COVID-19 no ha acabado todavía, la pandemia ya ha cambiado la manera de elaborar e implementar las políticas públicas. Además, ha subrayado que la cohesión ha sido la primera política europea para reaccionar concreta y eficazmente a la crisis, permitiendo “salvar vidas, comprar mascarillas, habilitar nuevas camas en los hospitales y aumentar la capacidad de resistencia de nuestros territorios”.

Fernández Vara ha destacado que en Extremadura, los fondos adicionales han permitido reforzar al sector sanitario en la lucha contra la pandemia, mejorar los centros sanitarios de atención primaria -incluyendo el desarrollo de medidas de eficiencia energética-, y dotar a la sociedad extremeña de instrumentos para afrontar la crisis, además de aportar liquidez a las PYMES, ayudándolas en la medida de lo posible a mitigar los efectos de la situación que atraviesan y fomentar de este modo la recuperación y reactivación empresarial.

Para ello, el responsable del Gobierno regional ha reclamado de la Comisión Europea “complicidad, comprensión y flexibilidad”, y ha aplaudido el reciente plan de acción firmado entre la Dirección General de Política Regional de la Comisión Europea y el Comité Europeo de las Regiones, que permitirá acelerar la implementación de los fondos “para obtener los mejores resultados, maximizar el potencial y optimizar los recursos públicos europeos”.

“En cualquier caso, debemos defender el principio de la cohesión como un valor que se tiene que implementar de forma transversal en todas las políticas de la Unión Europea, y no solo en la Política de Cohesión”, ha añadido, al tiempo que ha abogado por que las zonas rurales no se queden atrás en el futuro, particularmente en el marco de la transición ecológica y de la transformación digital.