El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha destacado el crecimiento de las cifras de donaciones y trasplantes en la región, hasta situarse – ha asegurado- en «uno de los mayores niveles de toda la serie histórica» desde 1990, lo que demuestra que ambas acciones «han resistido» el «impacto» de la pandemia y están «cercanos» a las cifras del año 2018, «que tuvo resultados muy importantes». Así lo ha señalado el consejero durante la rueda de prensa en la que ha realizado balance de estas actividades durante el pasado año y en la que ha estado acompañado por el director gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES), Ceciliano Franco, y por el coordinador regional de Trasplantes, Luis López.

Durante el año 2022 se realizaron un total de 63 donaciones de órganos de personas fallecidas, un 31,35 por ciento de incremento con respecto a 2021, alcanzando una tasa de donación de 60 donantes por millón de población, lo que convierte a la región en la tercera comunidad autónoma en tasa de España y la primera, no uniprovincial; frente a la media nacional, que se sitúa en 46,3 donantes por millón de población.

Del total de 63 donaciones registradas, 20 correspondieron a personas fallecidas por asistolia, aumentando en un 31,7 por ciento la cifra recogida el año anterior, y 43 fueron por muerte encefálica, superando en un 68,3 por ciento el dato de 2021 y situándose el total actual en 1.009 donantes. Por centros hospitalarios, los donantes en el Complejo Hospitalario de Badajoz han procedido de 29 personas fallecidas y de una viva; en el Hospital San Pedro de Alcántara, fueron de 33 donantes fallecidos y de una persona fallecida también en el Hospital de Mérida. El consejero además se ha referido especialmente a la donación de médula ósea.

En el año 2022 se ha consolidado la cifra de este tipo de donación, logrando que 1.852 personas se hayan hecho nuevos donantes, superando en un 229 por ciento la cifra con respecto al objetivo marcado en el Plan Nacional de Médula Ósea y ocupando Extremadura el primer puesto con mayor grado de cumplimiento de España en este apartado. Los datos de donación de órganos en la región son «un logro colectivo», ha afirmado, al tiempo que ha agradecido a la sociedad «que haya confiado y siga confiando en el Sistema Nacional de Salud como el que tenemos, anteponiendo la solidaridad y el altruismo frente a la deriva individualista».

También ha reconocido el trabajo de «excelentes» profesionales sanitarios y de ciencias de la salud, y la labor «ingente» que realiza la Asociación de Donantes de Médula Ósea (ADMO), que ha sido capaz de lograr estos datos mediante programas de sensibilización. No obstante, ha recordado que se necesitan «muchas personas que quieran donar, porque las incompatibilidades son muy importantes» en esta dolencia. Asimismo se ha referido a la tasa de negación a la donación de órganos, que se sitúa en torno al 20 por ciento, en línea con la media nacional.

En este aspecto ha querido hacer un llamamiento a los extremeños para «incentivar la donación a través de la expresión anticipada de voluntades» para declararse donante y facilitar de esta manera, ha dicho, la decisión a la familia y tener «garantía para acceder a los órganos».

DATOS DE TRASPLANTES

Vergeles también ha detallado las cifras relativas a trasplantes realizados en los centros hospitalarios extremeños y ha apuntado que en 2022 se realizaron un total de 91, suponiendo un incremento de un 40 por ciento con respecto a 2021. De ese total, 63 correspondieron a trasplantes renales, 62 eran provenientes de personas fallecidas y uno de ellos de donante vivo. Con estos datos, actualmente la tasa total alcanza los 1.163 trasplantes renales. También se han llevado a cabo 28 trasplantes hepáticos, situándose la tasa de este tipo de intervención quirúrgica en 26,6, superior a la media nacional, cifrada en 24,4 por millón de población. La suma de estos 28 trasplantes a la serie histórica, arroja un total de 372.

Las listas de espera para ambos tipos de trasplantes también son significativas, destacando la de trasplante hepático, en la que no hay ningún paciente esperando para ser intervenido, mientras que en la de renal están inscritos 69 pacientes activos. «Los trasplantes salvan vidas y en ocasiones es la única solución de vida», ha recordado el consejero. En este sentido se ha expresado el coordinador regional de Trasplantes, Luis López, quien ha destacado que «hay que sentirse orgullosos desde el punto de vista colectivo, tanto social como sanitariamente» y ha señalado que a las cifras alcanzadas se ha llegado tras la implantación de una estrategia «establecida hace seis o siete años», con la que se creó una red de trasplantes en toda Extremadura, con coordinadores en todos los hospitales, y con una fase de formación «muy intensa a más de 700 profesionales médicos y enfermeros extremeños y de fuera de la región en diferentes cursos organizados».

El modelo de trasplante español, ha apuntado, es el «más exitoso de todo el mundo» y los pilares en los que se basa este modelo se han trasladado a Extremadura, adaptándolo a la realidad de la región, «no hemos llegado a ningún sitio, seguimos trabajando y seguiremos implementando estrategias para que esto no sea flor de un día», ha concluido el coordinador regional.