UPA-UCE Extremadura denuncia las graves pérdidas provocadas por el pedrisco registrado con motivo de la DANA el pasado sábado en cultivos de olivar en Fuenlabrada de los Montes (Badajoz), por lo que insta a la Administración regional y nacional a iniciar las peritaciones y valoraciones pertinentes sobre el terreno, de manera que se certifiquen los daños y se pongan en marcha los mecanismos necesarios que permitan arbitrar ayudas a los agricultores que han perdido toda la cosecha.

En concreto, según se estima de manera inicial y a la espera de una valoración formal, el pedrisco que cayó el pasado 2 de septiembre en el mencionado término municipal se ha llevado por delante la producción de un mínimo de 500 hectáreas de olivar, lo que ha supuesto para muchos productores perder prácticamente toda la cosecha antes de comenzar la campaña.

La organización agraria insiste en que esta certificación de los daños sobre el terreno es indispensable para poder abrir luego los mecanismos oportunos que permitan a los agricultores recibir cualquier tipo de apoyos, entre los que se
incluye la declaración de zona catastrófica anunciada por el Gobierno nacional para las áreas más afectadas por los estragos de la DANA.

“Los agricultores ya venían sufriendo los efectos de la sequía y ahora se encuentran con que el temporal ha terminado de dañarles la cosecha”, ha señalado Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE, quien ha reclamado a la Administración “actúe cuanto antes y establezca medidas de apoyo a los afectados para que puedan continuar con sus explotaciones”.