El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha asistido hoy, invitado por el alcalde Raúl Barrado, al Concurso Nacional Chinato de Albañilería que ha reunido en el parque municipal a un total de dieciocho cuadrillas venidas de todo el país.

Gallardo ha querido felicitar al ayuntamiento chinato por el hecho de que este evento cumpla ya 37 ediciones. “Mi enhorabuena por sumar 37 años poniendo en valor una profesión como la de la albañilería, que reúne tradición e innovación y en cuadrilla, además, fomenta el trabajo en equipo por un objetivo común”. Una profesión, como ha precisado el presidente provincial que “es imprescindible para lograr los sueños de mucha gente”.

Las cuadrillas participantes únicamente debían acudir provistas de herramientas de mano, ya que los medios auxiliares necesarios para la realización de los trabajos eran facilitados por la organización. El diseño a realizar había sido redactado por el arquitecto Miguel Matas Cascos y los participantes conocerán el mismo en el inicio de la prueba, que arrancó a las 08.30 de la mañana. En este caso, contaron con cinco horas para la ejecución de una construcción con forma de esfera.

Desierto el primer premio

Una vez concluido, la organización dio a conocer el veredicto del jurado, determinando dejar desierto el primer premio al considerar que los trabajos no contaban con la calidad suficiente para llevar los 3.000 euros de dotación. El segundo premio, dotado con 2.000 euros, ha sido para Agustín y José Ángel García, de La Nava de Santiago.

El tercer premio, de 1.000 euros, ha sido para la pareja formada por Lucio y Raúl Jiménez García, de Riolobos; el cuarto, de 250 euros, para José María del Pozo y Miguel Ángel López, de Fuenlabrada y el quinto, de trofeo y accésit, para Juan Manuel Antúnez y Gabriel Morato, de San Vicente de Alcántara. Por su parte, el premio para la mejor cuadrilla local chinata ha sido para la formada por Javier Fernández y Óscar Miguel Tejeda, que se han llevado 250 euros y trofeo.