El PSOE de Extremadura celebra este fin de semana en Mérida su 13 Congreso Regional. Desde el viernes y hasta el domingo, los socialistas extremeños se citan para votar la gestión de los últimos cuatro años, aprobar la nueva ponencia marco y renovar los órganos de dirección: Comisión Ejecutiva Regional, Comité Regional y Comité de Ética. Y todo ello, bajo el liderazgo de Guillermo Fernández Vara que el pasado 19 de septiembre volvió a ser proclamado secretario general del partido al ser el único militante que aspiraba a ese cargo.

La apertura del 13 Congreso Regional correrá a cargo de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, el sábado a las 10:00 en un acto en el que también intervendrá el ex secretario general de os socialistas extremeños, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. La clausura del congreso será el domingo desde las 11:30 horas a cargo de Guillermo Fernández Vara y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

La secretaria de Organización del PSOE de Extremadura, Marisol Mateos, ha explicado en rueda de prensa que este 13 Congreso es una oportunidad para “consolidar el proyecto socialista en Extremadura, es una oportunidad para crear empleo, impulsar la industrialización, reforzar la sanidad y la educación públicas y generar más estabilidad”. A la cita acudirán 368 delegados y delegadas (49% de mujeres y el 51% hombres), además de más de 500 invitados e invitadas de diferentes sectores de la sociedad económica y social.

Según Mateos, el objetivo del PSOE de Extremadura en este congreso es “impulsar una recuperación justa para seguir creando empleo como hemos hecho desde que volvimos al gobierno en 2015, reduciendo las cifras del desempleo en más de 60.000 personas”. Cuestiones como la economía verde y digital, la industrialización, los nuevos derechos, el feminismo, la igualdad, el desarrollo, la industrialización o el reto demográfico centrarán el debate en este fin de semana. La ponencia marco cuenta con 425 enmiendas que enriquecen un texto que se marca como retos la transición digital, la cohesión social y territorial, la transición ecológica justa y la igualdad de género.