En pleno corazón de la comarca Sierra Suroeste Extremeña, en el término municipal de Jerez de los Caballeros se encuentra la Hacienda Arroyo de la Plata, en La Bazana, espacio escogido para la celebración de las ”I Jornadas de la Alimentación y Dieta de la Dehesa. Sabor, Salud, Placer”, organizadas por la Cofradía Extremeña de Gastronomía, y han sido dos destacados miembros de la misma, José Enrique Campillo Álvarez, doctor y profesor en Medicina y Luis Miguel Pérez Luengo, endocrino y biotecnólogo de los alimentos, quienes  han intervenido en un primer bloque y que nos han transmitido parte de la labor de la Cofradía sobre promoción de este espacio peculiar de la Dehesa, que nos aporta una gran cantidad y variabilidad de productos de origen animal (bovino, caprino, cerdo, caza, abejas), vegetal (silvestre y  cultivado); nos han hablado de la calidad y propiedades saludables y beneficiosas de los alimentos derivados de los mismos, científicamente demostradas en diferentes estudios que se han realizado a lo largo de bastante tiempo.

Todo ello junto a la tarea de difusión de una cocina ancestral, adaptada a las innovaciones más vanguardistas y empapado del sentir de una región con gran diversidad de zonas, comarcas y pueblos que han matizado y personalizado una cocina sana, rica, variada y completa, expresada en sus ollas y fruto de una actividad laboral, social y lúdica en torno a lo que la naturaleza le ha ofrecido y que tan bien han sabido plasmar,

En la celebración de la mesa redonda se incorporó Ignacio Vázquez, que regenta una ganadería ecológica del cerdo ibérico apostando por la conservación y desarrollo sostenible de la Dehesa,

En un segundo bloque han intervenido por una parte Juan Carlos Delgado Expósito, naturalista y fotógrafo, observador de nuestro entorno, de su arboleda, sus animales y sus habitantes, que conforman un ecosistema, el aprovechamiento de unos recursos y una interacción que suponen el código de identidad de la Dehesa extremeña.

Por otra parte y último ponente a estas jornadas ha sido Tomás Carbonero Caraballo, cocinero jerezano, gran defensor y divulgador de la Cocina Tradicional Extremeña, de sus productos y sus recetas, destacando los de la dehesa, de temporada y proximidad, por su variedad y calidad de los mismos, que nos presentó su ponencia «Nuestra Dehesa Gastronómica», que, además, ha sido el diseñador del menú degustación que ha puesto el broche final a las jornadas, teniendo en cuenta todo lo aprendido, no sólo en su formación profesional sino también en la experiencia que ha ido adquiriendo.

Tomás ha captado muy bien el mensaje de la Dehesa y como dice una canción de los Beatles «Perfect Harmony», ha combinado los ingredientes de calidad, salud, placer, tradición y bienestar y servirlos en una mesa para disfrute de sus comensales; la cocinera de la Hacienda Arroyo la Plata, Eva Gloria Morales Cordero se ha encargado de ejecutarlo con sabia maestría. A la mesa redonda de este segundo bloque, se incorporó Cristina Pérez-Sala Fraile, gerente de Oído Cocina.

El punto y final a estas Jornadas Técnicas lo pusieron los homenajes y reconocimientos a Heraclio Narváez, póstumo, María Pérez Carrasco, José Moreno García y Manuel Gómez Ruano.

«Nuestra dehesa es nuestro patrimonio, nuestra marca, no nos hace ni mejores ni peores que a otros, pero nos diferencia y nos marca. Debemos entre todos apostar por esta riqueza y darla a conocer al resto de España y del mundo, sentirnos orgullosos y hacer partícipes a todos de este gran tesoro».

PIES DE FOTOS:
Luengo, Carbonero y Campillo, tres de los protagonistas en estas Jornadas.
Terminando las migas extremeñas y friendo los pestiños en la candela junto a varios miembros de la Cofradía Extremeña de Gastronomía
El cocinero Carbonero ante la atenta mirada del presidente de la CEG, Matías Macías.