La Confederación de Empresarios y Autónomos de Extremadura (CEADE) ha alertado de los posibles efectos negativos que puede tener en el mercado laboral el incremento de los costes de producción y la subida en la cuota de autónomos, después de un año 2021 que ha sido positivo para la región.

En concreto, hoy hemos conocido que el número de desempleados se ha situado en 92.203 personas, lo que supone un descenso del 18,7% respecto al año anterior e incluso se han mejorado las cifras de antes de la pandemia, con 8.892 parados menos que en diciembre del 2019.

En cuanto al número de afiliados, se ha incrementado en la región en el último año en 11.990 personas, con algo más de 400.000 afiliados. De estos, Extremadura termina 2021 con 80.922 autónomos (uno de cada cinco afiliados) con un incremento anual del 1,26% (+1.004 autónomos).

Estos números con los que se cierra 2021, se ha señalado desde CEADE, pueden verse lastrados en el año 2022 por el alto IPC, que repercute a todas las empresas y negocios, y por la subida de la cuota de autónomos, por lo que se ha pedido que se tomen medidas para amortiguar los efectos negativos que puede acarrear este escenario.

«Después de la crisis sanitaria que se ha vivido y las dificultades que ha generado al empresario y autónomo no se pueden poner más trabas, sino buscar un marco que genere facilidades para emprender y para generar empleo y riqueza» concluyen.