El portavoz de la Junta de Extremadura, Juan Antonio González, ha hecho una valoración favorable de los datos de desempleo correspondientes al pasado mes de febrero, en el que se ha producido un descenso de 996 personas, mientras en el período interanual (febrero de 2021 a febrero de 2022) ha habido 19.668 personas desempleadas menos, el mejor dato de la serie histórica en un mes de febrero.

González ha hecho estas declaraciones al término de la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, en la que también se ha aprobado un nuevo decreto ley de medidas de mejora en la contratación pública con el que se pretende hacer frente a la crisis provocada por la Covid-19 y la subida en los precios de los materiales.

En relación con el balance sobre las cifras del paro en el pasado mes de febrero, el portavoz ha señalado también como datos favorables el incremento de la afiliación a la Seguridad Social en 809 personas, mientras que el incremento en el período interanual se sitúa en 13.280 personas.

Asimismo, ha destacado las cifras relativas al descenso del desempleo en menores de 30 años, que ha sido de 948 personas durante el pasado mes de febrero, con un aumento de 2.300 jóvenes afiliados a la Seguridad Social en el período interanual, lo que también constituye el mejor dato de la serie histórica.

También ha puesto de relieve la importancia de que el índice de contratación indefinida se haya situado en el 11,49 por ciento, un dato que ha justificado por la aprobación de la reforma laboral del Gobierno de España, que está posibilitando que crezca la contratación y que se pueda “atacar” la precariedad laboral.

González ha reiterado que el primer objetivo de la Junta de Extremadura para este año 2022 sigue siendo la creación de empleo estable y de calidad, y ha confirmado las buenas perspectivas a pesar de los obstáculos imprevistos como la guerra de Ucrania.

Sin embargo, cree que hay estímulos importantes como los fondos europeos y nuevas herramientas para seguir creando empleo, como el decreto ley que hoy ha aprobado el Consejo de Gobierno para hacer frente a los problemas que se han venido detectando en la licitación pública, en buena parte por el encarecimiento de los precios de los materiales y la crisis de la Covid-19.

Entre los preceptos de ese nuevo decreto ley, Juan Antonio González ha mencionado la ponderación del precio, de modo que se posibilita la utilización de fórmulas de valoración de las ofertas económicas que, poniendo en valor la relación entre la calidad y su coste, eviten la presentación de ofertas mediocres a causa de la minoración de los precios.

Por otro lado, habrá una reducción progresiva de la valoración de las ofertas a partir de un determinado nivel de baja o la no concesión de puntos adicionales a las ofertas inferiores a una determinada cifra (umbral de saciedad).

Además, se acotan de un modo más riguroso los márgenes de los niveles de anormalidad con el fin de evitar las bajas desproporcionadas que pongan en riesgo los bienes o servicios contratados y eviten una ejecución inadecuada del contrato (umbral de anormalidad).

PROGRAMA DE CONCILIACIÓN Y CORRESPONSABILIDAD

En su sesión de hoy el Consejo de Gobierno ha aprobado también el Programa de Colaboración Económica Municipal de Conciliación y Corresponsabilidad, con un presupuesto de 16.641.673,53 euros para el año 2022, que ha sido dado a conocer por la consejera de Igualdad y Cooperación para el Desarrollo, Isabel Gil Rosiña.

La finalidad de este programa es favorecer la conciliación de las familias con niñas, niños y jóvenes menores de 16 años desde un enfoque de igualdad entre mujeres y hombres, así como crear empleo de calidad en el sector de los cuidados mediante la contratación de directores/as de actividades de ocio y tiempo libre, monitores/as de ocio y tiempo libre y personal de limpieza.

Si bien es la segunda vez que se lleva a cabo este programa, en esta ocasión hay un cambio sustancial, según ha explicado Gil Rosiña, y es que la financiación se realizará mediante un Programa de Colaboración Económica Municipal con transferencias directas a las entidades locales.

El programa cuenta con dos líneas: Ludotecas Rurales (para niños de entre 2 y 5 años), dotada con 8.768.064,49 euros, y Diviértete Extremadura (para niños y jóvenes de entre 6 y 16 años), con un presupuesto de 7.873.609,04 euros.

El enfoque de este programa es doble, según ha precisado la consejera, ya que por una parte se pretende ofrecer un servicio a las familias para que puedan conciliar la vida personal, familiar y laboral, y, por otra parte, se pretende generar empleo de calidad en el sector de los cuidados y sacar a este sector de la economía sumergida.

Gil Rosiña ha ofrecido los datos de este programa correspondientes a la convocatoria de 2021, en la que hubo un total de 401 entidades locales beneficiarias de la línea Ludotecas Rurales, se atendió a 21.574 niños y se contrató a 1.381 personas, en su mayor parte mujeres.

Por lo que respecta a la línea Diviértete Extremadura, fueron 331 entidades beneficiarias, con la participación de 58.800 niños y jóvenes y un total de 890 contrataciones.

AGROEXPO

El portavoz de la Junta de Extremadura ha hecho también una valoración del comienzo de la feria AGROEXPO, que tiene lugar hoy en las instalaciones de FEVAL, de la que ha dicho que es “un referente” para España y Portugal, y se ha mostrado convencido de que “va a salir bien” con la participación de esas 250 empresas de modo presencial después de dos años de pandemia.

En relación con la manifestación convocada por algunas organizaciones coincidiendo con la inauguración de la feria, ha mostrado “el máximo respeto a todas las reivindicaciones” siempre que sean “dentro del marco de convivencia”.

Por otra parte, ha mostrado su satisfacción por la convocatoria de la Mesa de la Sequía para el próximo 4 de marzo, una reunión a la que la Junta de Extremadura llevará sus propias reivindicaciones, ha asegurado, y entre las que ha mencionado la necesidad de aprobar un decreto de medidas urgentes entre las que se incluirían la flexibilización en los pagos de la PAC, reducciones fiscales y ayudas de “mínimis”, entre otras