PIDE, Sindicato del Profesorado Extremeño, se opone al calendario escolar impuesto por la Consejería de Educación. Según señalan, «los sindicatos somos los legítimos representantes de los trabajadores y convocarnos a una mesa donde no se ha negociado nada y la administración ha propuesto y ha dispuesto, es faltar al más básico fundamento democrático».

Añaden que «empezar el periodo lectivo el día 6 de septiembre es una grave equivocación porque los equipos directivos y los docentes tendrán pocos días para  perfilar los horarios definitivos y realizar todas las tareas inherentes al inicio del curso lectivo».

PIDE ha presentado una propuesta ligada a la realidad de los centros educativos, cumpliendo con los 175 días lectivos que obliga la ley, empezando las actividades lectivas el 12 de septiembre para así disponer de los días necesarios para la preparación de horarios del grupo clase, del horario de los profesores, así como de otra serie de tareas necesarias.

PIDE señala que «la consejería de educación no ha admitido ningún cambio en el calendario a pesar de que hemos reiterado que no hay tiempo suficiente para organizar el inicio de curso. Ha desoído las protestas y han cerrado el calendario que ya traían elaborado».