Como una oportunidad para ampliar su negocio y para adquirir experiencia. Así definen tanto Israel J. Espino, como Paloma Gómez lo que está suponiendo para ellas su participación en el programa ‘Beta Joven’, de la Consejería de Educación y Empleo.

Israel J. Espino es la empresaria que dirige ‘Mérida Secreta’, dedicada a hacer rutas turísticas alternativas, diferentes, por la capital de Extremadura. Israel confiesa que llevaba tiempo con ganas de ampliar su negocio, de incorporar a una persona, para que la ayudara a poner a disposición de las personas que visitan Mérida nuevas alternativas turísticas. En este caso, gracias a la beca del programa ‘Beta Joven’, ha podido incorporar a su negocio a Paloma Gómez y, con ella –a la vez- ha conseguido incorporar a su catálogo de rutas una más. Se trata de un itinerario para mostrar a su clientela los secretos de los columbarios romanos de la ciudad, centrada en los fantasmas y en el universo sobrenatural del mundo romano.

“Tenía la idea de ampliar el negocio y el programa me ha venido fenomenal. Es la primera vez que contrato a alguien. Gracias a este plan, he podido comprobar que es posible. Mi idea, una vez finalizada esta ayuda, es seguir contando con una persona contratada”, expone Israel.

Para Paloma, la joven que se está beneficiando de la ayuda, ésta es su primera experiencia laboral, tras las prácticas de la carrera. Esta joven, de 25 años y natural de Mérida, es graduada en Turismo por la Universidad de Sevilla. Confiesa sentirse “súper contenta” con esta oportunidad y destaca las vías que le está abriendo su participación en el programa:

“La verdad, a mí me está ayudando bastante. Es una oportunidad. Estoy aprendiendo una barbaridad. Me encanta el trabajo, aunque quiero seguir formándome y avanzando”, confiesa Paloma.

Aunque Israel le ha ofrecido quedarse en la empresa tras acabar la beca, Paloma va a continuar adquiriendo experiencias en otros proyectos formativos durante el próximo año.

Participan 166 jóvenes y 200 empresas:

El programa ‘Beta Joven’ se está desarrollando desde julio hasta el 31 de diciembre de este año. Se trata de un programa experimental para mejorar el acceso al empleo de las personas jóvenes. Nuestra región, junto con el País Vasco y la Comunidad Valenciana han sido las tres regiones, seleccionadas por el Gobierno de España, para desarrollar este plan pionero e innovador.

En nuestra región se están beneficiando 166 personas jóvenes y 200 empresas, gracias a los 2 millones de euros de este plan.

El programa cuenta con dos líneas. La primera de ellas, está centrada en dar una oportunidad laboral a personas jóvenes, con titulación universitaria, o de Formación Profesional, y se está desarrollando en las cuatro principales ciudades de la región: Badajoz, Cáceres, Mérida y Plasencia.

Así, las empresas que están participando cuentan con una beca de hasta 4.500 euros para contratar a una persona joven durante 6 meses (hasta el 31 de diciembre) y con una jornada laboral de 5 horas.

La persona joven recibe también un acompañamiento personalizado, para mejorar su perfil profesional, sus competencias para el empleo y para desarrollar su talento.

Previamente, para seleccionar a las empresas que están participando, se ha contado con la metodología de intermediación de la Fundación Novia Salcedo, que está especializada en aunar las necesidades de cada empresa, con las características específicas de cada joven. Todo para promover una mayor empleabilidad una vez haya finalizado la beca.

200 empresas extremeñas participan en la segunda línea del programa

Además, como decíamos, el programa cuenta con una segunda línea, que está focalizada en promover el emprendimiento joven y ha sido diseñada para que personas trabajadoras por cuenta propia y micropymes -que son las mayoritarias de nuestra región- de reciente implantación en nuestra tierra, se puedan beneficiar.

En este caso, el programa ayuda a que estas micropymes y autónomos y autónomas puedan desarrollar planes de mejora para impulsar la internacionalización de sus negocios, la transición ecológica, la digitalización, o mejorar sus estrategias de recursos humanos, entre otros aspectos. Todo ello, siempre muy orientado en el crecimiento de su actividad.

Para poder realizar estos planes de mejora, las 200 empresas que están participando recibirán una ayuda de 4.000 euros, gracias al programa ‘Beta Joven’.

Este programa experimental pretende testar, con los tres planes pilotos de Valencia, País Vasco y Extremadura, un nuevo modelo de cara a validar los fondos europeos del sistema de Garantía Juvenil del próximo programa operativo. Los resultados de los 3 programas pilotos nacionales serán dados a conocer por el Ministerio de Trabajo y Economía Social durante el primer trimestre de 2023.

55,4 millones de euros, procedentes de los fondos extraordinarios europeos, para políticas activas de empleo

Además de los 2 millones de euros del programa experimental ‘Beta Joven’, Extremadura está gestionando 55,4 millones de euros más, procedentes también de los fondos extraordinarios europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) para impulsar políticas activas de empleo.

Estos fondos se están materializando en programas dirigidos a personas vulnerables, a micropymes, a jóvenes, a modernizar las herramientas y el servicio que presta el SEXPE (Servicio Extremeño Público de Empleo), o a mujeres.

Para este colectivo, para las mujeres, está en estos momentos en marcha el programa ‘Conectadas’, que está mejorando las competencias digitales de 11.800 mujeres de las zonas rurales de la región. Está dotado con 6,1 millones de euros y lo está desarrollando la Asociación de Universidades Populares de Extremadura (AUPEX).

El programa, que hasta el próximo año llegará a 51 localidades extremeñas, está actuando en dos niveles de competencia. Uno de ellos, básico, de acercamiento al mundo de las competencias digitales, y otro nivel, más intermedio, con mayor proyección tecnológica. Se trata de cursos, de 40 horas, de trabajo y entrenamiento.

«Nos va a permitir intensificar las políticas activas de empleo», señalaba Javier Luna, secretario general de Empleo, durante la presentación del proyecto y explicaba también que, una vez construido el itinerario de un proceso de orientación con los servicios públicos, se buscará reforzar «a aquellas mujeres que necesiten mejorar sus competencias digitales, formará parte de ese itinerario profesional para mejorar su empleabilidad y para nosotros es muy importante».

‘Conectadas’ tiene como fin último el de superar la brecha digital de género en el ámbito rural “para que nadie se quede atrás”, expresaba Josefa Moreno, la directora de AUPEX, durante la rueda de prensa de presentación del programa.

Según sus palabras, la brecha digital «afecta muchísimo más a las mujeres, en un 54 por ciento, y las grandes diferencias se encuentran en países empobrecidos, pero también en nuestras zonas rurales», por lo que destacaba que, a través de los fondos Next Generation, se va poner en marcha este proyecto, que «viene a reforzar el trabajo que venimos realizando con la complicidad de los ayuntamientos desde hace más de 30 años».

Más de 20.000 personas:

Reducir la brecha digital de género, impulsar la formación en las zonas rurales, reducir el desempleo estructural y el juvenil, aminorar la temporalidad, o aumentar la eficacia de las políticas públicas de empleo. Son algunas de las razones de ser de los 14 programas que la Junta de Extremadura está desarrollando con los fondos extraordinarios europeos. Se trata de un variado abanico de planes y de proyectos que, hasta el próximo año, beneficiarán a más de 20.000 extremeños y extremeñas que, gracias a esta inyección extraordinaria de fondos, podrán mejorar sus opciones de empleabilidad en Extremadura.