El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha visitado hoy las obras de refuerzo ejecutadas en la carretera provincial BA-020, de Badajoz a Campomayor, en el límite fronterizo con Portugal. Un punto estratégico de conexión internacional y con la que “mejoramos nuestra comunicación transfronteriza con el país vecino”, como ha destacado el presidente.

Miguel Ángel Gallardo ha recordado que esta semana acudía a un Encuentro Ibérico para reclamar que se termine la autovía de Moraleja a Castelo Branco. Una “autovía de oportunidad” por lo que supone de desarrollo para ambos países. Y si defiende su construcción, como ha dicho, tiene que hacer los deberes “porque desde las provincias hacemos región”. Y esta vía hasta el límite de la frontera portuguesa (Campomayor) es un ejemplo de “ejecutar aquellas infraestructuras que nos corresponden.”.

El presidente de la Diputación, ha asegurado que esta actuación se encuadra dentro del compromiso de la Institución Provincial con la ciudad más grande de Extremadura, Badajoz. De hecho, ha recordado que las inversiones en infraestructuras realizadas por la Institución Provincial en la ciudad de Badajoz en los últimos cuatro años, suma un montante total de 6,2 millones. Inversiones como la apertura del Hospital Centro Vivo (cerca de 3 millones de €); la aportación para dotar de mobiliario de Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí en convento de San Agustín (más de 450.000 €) o esta carretera (420.000 €).
Y es que, como ha puntualizado Gallardo, él aboga por que las relaciones institucionales se orienten en el “sentido de avanzar y no en la confrontación, porque sólo trae el retroceso”.

Este refuerzo de la vía viene a complementar la ampliación de la carretera junto a la plataforma logística. Una vía, como ha dicho, que está convencido que “va a traer mucha economía a nuestra provincia y a la ciudad de Badajoz”. De hecho, la mejora de esta vía potenciará el intercambio comercial, empresarial y cultural de España y Portugal, beneficiando a ambos lados de la frontera.

A la visita también han acudido y han intervenido Maribel Cortés, subdelegada del Gobierno en Badajoz y Carlos Ureña, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Badajoz. Y les han acompañado, entre otras autoridades, Paulo Pinhero, vicepresidente de la Cámara de Campomayor; Manuel González, presidente de la Fempex; así como la vicepresidenta primera de la Diputación, Raquel del Puerto, y los diputados provinciales Paqui Silva, María Concepción López, Abel González, Ricardo Cabezas y Juan María Delfa.

3 kilómetros

El tramo de la carretera BA-020 en el que se ha actuado, tiene una longitud de 3 kilómetros y destaca por ser un punto estratégico por su proximidad a la Plataforma Logística.

Cuenta con una Intensidad Media Diaria (IMD) de 2.528 vehículos, de los cuales 122 son vehículos pesados. En este caso, se ha acometido una inversión de 418.178 euros, IVA incluido.

Las actuaciones han consistido en el refuerzo del firme en toda la longitud y ancho de la carretera. Asimismo, se incluyen actuaciones en la reordenación de accesos y protección de sus embocaduras, señalización horizontal y vertical, balizamiento y limpieza de cunetas.

La señalización horizontal también se ha mejorado y puso punto final a los trabajos, incluyéndose en este caso concreto una banda sonora longitudinal en ambos bordes de la calzada.

Todo ello de cara a una mejora de seguridad vial tras el incremento de tráfico existente en esta vía producido, por la construcción de la Plataforma Logística del Suroeste y la conexión con Portugal.

Los agentes intervinientes en este proyecto han sido Aglomerados Olleta Torres S.A. como empresa contratista e IDIC Consulting Ibergroup S.L. como coordinador de seguridad.