Una vez más, la Consejería de Educación, toma partido por la educación concertada y anuncia el cierre del Centro Público El Cristo de Villanueva de la Serena en vez de quitar el concierto al centro privado San José.

Desde el Sindicato del Profesorado Extremeño (PIDE),  señalan «que con dinero público se sostengan negocios privados en detrimento de la educación pública constituye, presuntamente, un delito de malversación de fondos públicos. La educación concertada solo tiene justificación en los casos en los que la educación pública no pudiera asumir la demanda de escolarización y mientras esta extiende su red pública para no ser necesaria la concertación».

El sindicato PIDE, único sindicato que pide la extinción de los conciertos, ha estado reunido, el pasado viernes 28 de febrero, con el Claustro de Profesores del CEIP El Cristo de Villanueva de la Serena y han constatado que los docentes están en total desacuerdo con el cierre del centro.

También mantienen que tanto la Secretaría General de Educación como el Ayuntamiento de Villanueva dan datos erróneos sobre la matrícula del centro, dado que no hay 53 alumnos, sino 66; la matriculación ha crecido más de un 10% en los últimos 5 años (anualmente vienen creciendo en torno al 2/3 %).

Desde PIDE sostienen que el alcalde de Villanueva de la Serena, que compatibiliza su cargo de regidor del ayuntamiento con el de presidente de la Diputación Provincial de Badajoz, «miente no solo en los datos de alumnado, sino también al tildar al CEIP El Cristo como gueto, dado que los alumnos que acuden al centro son de familias de la zona. Por otra parte, el centro atiende a la población fluctuante de la localidad e hijos de temporeros, como por ejemplo del circo instalado en la ciudad, lo que para el centro no supone ningún problema».

Igualmente, señalan que los docentes del CEIP están muy indignados con las declaraciones del alcalde y del secretario general de Educación que, en rueda de prensa, justificaban el cierre del centro para dar calidad educativa a los alumnos, cuando los docente del centro El Cristo dan esa calidad con su labor diaria y con los diversos programas que siguen, como por ejemplo el CAEP Ítaca. Estas declaraciones les han dolido especialmente al considerarlas un desprecio hacia los maestros del centro.

PIDE apoya, sin fisuras, al CEIP El Cristo y exige a la Consejería de Educación y Empleo que no cierre el centro y que se disculpen «por la falta de respeto que las palabras ofensivas de los responsables políticos han vertido en infames declaraciones. Con los datos oficiales de la administración, se comprueba, que la actual oferta pública para todos los niveles educativos en Villanueva de la Serena, hace innecesario el concierto educativo en la localidad con el centro privado San José. En lo referido para el curso 2021/2022 bajará la matrícula de la localidad de Villanueva de la Serena en cerca de 40 alumnos con los cual peligran dos unidades orgánicas, situación que hará que los maestros suprimidos tendrán que trasladarse a otras localidades, mientras el concertado San José se mantiene intacto».

El cierro del CEIP El Cristo supone la pérdida de 12 puestos de trabajo de funcionarios públicos del cuerpo de maestros que han ganado su puesto tras un concurso-oposición, mientras se mantiene el concierto del centro privado San José cuyo profesorado no ha accedido al puesto respetando los principios de igualdad, mérito y capacidad y continuar, además, con el gasto de, al menos, 362.119,68 €/anual asignados a la subvención del centro privado para su concierto en los niveles de infantil y primaria y 248.488,68 €/anual para los niveles de ESO.

«Teniendo en cuenta la caída constante de la matriculación, nos tememos que la Consejería, como acaba de demostrar en Villanueva de la Serena, irá suprimiendo unidades en centros públicos o, directamente, centros completos para no tocar los conciertos educativos. Precedentes ignominiosos hay muchos; por ejemplo la fusión de los dos IES de Llerena para proteger al centro concertado  de la localidad o el cierre del CEIP de Montemolín manteniendo el colegio concertado de la localidad. Ya sabemos,  pues, qué metodología infame aplicará la Consejería de Educación para ir adaptado los centros a la decreciente natalidad: Cargarse unidades en los centros públicos mientras protege los conciertos educativos con los centros privados, faltando al más básico de los preceptos ideológicos que dicen defender».

Desde PIDE, único sindicato que pide la extinción total de los conciertos educativos, exigen (lo han hecho ya por registro en varias ocasiones) que se convoque, con carácter de urgencia, la Comisión Regional para la actualización de la Red de Centros de Extremadura para revisar las necesidades de los centros públicos y, consecuentemente, extinguir los conciertos innecesarios en centros privado-concertados de Extremadura.