Salvatierra de los Barros prepara un verano diferente tras el periodo de confinamiento por la pandemia del COVID-19. Para presentarlo, el alcalde de la localidad, Francisco José Saavedra, acompañado por la vicepresidenta segunda de la Diputación de Badajoz, Virginia Borrallo, ha resumido las iniciativas organizadas que comenzarán a partir de la próxima semana y que se concretan en campamentos infantiles y cine de verano, talleres de alfarería, circo, deporte, actividades en piscina y un acto institucional en reconocimiento a las mujeres alfareras del municipio.

Virginia Borrallo destaca el homenaje a las alfareras jubiladas que tendrá lugar el 19 de julio en el Patio del Cristo, acto que para la diputada provincial se sustenta en la sensibilidad del alcalde para llevar por bandera la promoción de la alfarería. Borrallo ha indicado también el éxito infantil en las inscripciones para las actividades creadas para ellos, con un centenar en tan solo dos horas.

«Devolver la vida al pueblo con un verano diferente ante la situación vivida por la pandemia» es el mensaje de Francisco José Saavedra. El alcalde entiende que hay que adaptarse “para que nuestros municipios sigan vivos con incentivos culturales, de ocio y deportivos”. Para ello se ha reforzado el personal municipal dedicado a la limpieza y desinfección de los espacios de celebración de las distintas actividades.

El programa se compone de campamentos infantiles de verano hasta los 16 años con variedad de acciones y grupos y protocolos de desinfección. Junto a esta actividad se van a desarrollar un cine de verano con control de aforo y preinscripción, talleres de alfarería para niños y adultos y otros de reciclaje con la campaña “más cerámica, menos plásticos”, y espectáculos culturales de circo, teatro y conciertos en vivo apoyados por la Diputación de Badajoz. Además, el alcalde se ha referido también a actividades acuáticas en la piscina, no solo para refrescarse con grupos reducidos y varios horarios, pues la motivación principal son los deportes de agua.

Pero, sin duda, Saavedra quiere resaltar el acto institucional de reconocimiento a la mujer alfarera, casi siempre en un segundo plano, por lo que reivindica el papel femenino en el sector artesano de Salvatierra. Serán una treintena de mujeres ya jubiladas a las que les hará entrega de una placa en el Patio del Cristo.